Tanger, Marruecos

El belvedere urbano

project_image

Programa

Museo de arquitectura, 133 viviendas y zonas comerciales, plaza y espacio público

Superficie

22000 m²

Cliente

KLK immobilier

Año

2015-2017

Estado

Concurso: Primer premio

Presupuesto

12 M€

Se ha trabajado la implantación de una arquitectura orgánica que acompaña una topografía excepcional.

El motivo del concurso fue dar forma a la primera parcela de la zona residencial de “Malabata Hill”, y situar como puerta de entrada el primer museo de arquitectura de África.

El estudio de la gran escala toma la referencia de la medina de Tánger, situada al otro lado de la bahía para articular el proyecto. Más cerca, la “Villa Harris“ sirve de referencia arquitectural y paisajística por su relación de edificaciones blancas en una densa vegetación.

El paisaje toma un lenguaje propio para articular los espacios de lo que será la puerta de entrada a este nuevo barrio. La densidad de vegetación y los claros juegan para dar espacios de confort a los visitantes y habitantes de este nuevo “quartier”. La rotonda y la parte delantera del museo crean un espacio más abierto a modo de ágora donde dialogan los espacios minerales con la vegetación húmeda como contra punto al ambiente más íntimo de las zonas residenciales.
Se ha trabajado la implantación de una arquitectura orgánica que acompaña una topografía excepcional. Por lo tanto, el volumen de la vivienda se matiza con tanta finura como el paisaje en el que se encuentran.

Tánger disfruta de un entorno espectacular y una geografía única. La ciudad combina un paisaje rico en diversidad ecológica y patrimonio arquitectónico y cultural. La fuerte topografía de Tánger será la columna vertebral del desarrollo del proyecto, su revalorización iniciará la composición arquitectónica y revelará la geografía natural del sitio.

El techo del museo de Arquitectura está diseñado como un espacio público resaltado por la simplicidad de ambos volúmenes y la implementación de materiales. Gracias a los juegos topográficos y los techos accesibles, los visitantes pueden caminar fácilmente por el sitio. El museo es considerado un mirador urbano, un refugio abierto en ocasiones a la naturaleza, que permite a los visitantes contemplar el paisaje excepcional de la ciudad de Tánger. Todo el edificio es una plaza pública y se encuentra en el corazón de Malabata Hill.

Alrededor del museo y junto a él se encuentra el ágora. Es un lugar multifacético, un teatro público abierto a la ciudad, un lugar de reunión que cimienta la vida en comunidad, un espacio expositivo, un escaparate de la efervescencia artística, un lugar de eventos culturales y espectáculos. A través del mismo, se quería generar un efecto sobre los que la habitan. Se necesitaba crear una particularidad en la zona, que fuese un “lugar” y que quedase grabado en la memoria de los ciudadanos. Por lo tanto, volvimos a trabajar la topografía del sitio para crear un espacio público excepcional por su topografía natural.

En Marruecos, como en todos los paisajes con déficit hídrico almacenar agua de lluvia es una práctica que se remonta a las civilizaciones antiguas. Sin embargo, en las sociedades contemporáneas, esta práctica ancestral casi ha desaparecido. En el proyecto, reinventamos este método: el agua de lluvia se recolecta en partes no permeables, que son techos y suelos minerales, y se dirige a la rotonda donde se almacena en un ambiente húmedo.

Los caminos de entrada se articulan con la pendiente para crear una red de caminos sobre bancales. En las zonas centrales de la parte residencial aparecen zonas de estar para el uso y disfrute de los usuarios. Esta red de caminos se materializa en hormigón para hacer contraste con la vegetación. Los ambientes vegetales propuestos parten del bosque mediterráneo más ortodoxo hasta un jardín más exuberante, donde las especies vegetales aportan frescor y una identidad más amable a los espacios interiores.

Equipo:

Paisajismo

Sergio Lobato

Arquitectura

BOM ARCHITECTURE

Y. LAHKIM ARCHITECTE

Publicaciones:

Architectes Français dans le Monde, Holcim Awards 2014